Buscar
  • Café Brasilero

Eduardo Galeano y el café que corría por sus venas.

Actualizado: 22 de nov de 2019

Eduardo Galeano en la puerta del Café Brasilero

De Beethoven a David Lynch, de Eduardo Galeano a Fernando Pessoa, todos tienen algo en común y vinculante: el amor por el café. Repasemos la historia de estos artistas y su relación con el fruto del cafeto.

Eduardo Galeano era un habitué del Café Brasilero, la mesa de la ventana, a la derecha de la puerta de entrada, era su lugar, incluso el mito dice que era su segundo hogar. Allí pasaba buen rato escribiendo y recibiendo visitas. Era común que diera las entrevistas en esa mesa, incluso hay una bebida que lleva su nombre en la legendaria cafetería de la calle Ituzaingó, inaugurada allá por 1877. El autor de “Las venas abiertas de América Latina” dijo al diario argentino La Nación en 2013: “Soy hijo de los cafés. Todo lo que sé se lo debo a ellos. Sobre todo el arte de narrar. Lo aprendí escuchando, en las mesas de los bares”.

“El amor se puede provocar, dejando caer un puñadito de polvo de quereme, como al descuido, en el café o en la sopa o el trago. Se puede provocar, pero no se puede impedir.”


Estracto de eme de mujer 13/4/2015 ver nota completa Aquí

Dahiana Andino

218 vistas

© 2019 Café Brasilero.